Al principio

A principios de la década de los 70, varios Adventistas gay comenzaron a buscar de forma independiente a otros Adventistas con quienes pudieran hablar acerca de sus sentimientos. Uno de ellos colocó un aviso único y pequeño en la sección clasificada de The Advocate, una revista gay estadounidense. Este aviso resultó en 37 respuestas de todas las áreas de los Estados Unidos y Canadá; todos eran Adventistas y ex-Adventistas.