SDA Kinship News

CONOCE A Colbert

Cuéntanos un poco sobre ti.
Tengo 50 años. Nací en la bella ciudad de Bulawayo en Zimbabwe y he vivido en Harare, la ciudad capita de Zimbabwe durante los últimos 24 años. Fui criado como un Adventista del Séptimo Día, pero me hice católico hace unos 10 años atrás.

¿Cómo te identificas?
Soy gay.

¿Cómo fue para ti crecer siendo gay?
Tuve una educación Adventista normal, cantando en cuartetos, grupos pequeños y coro de jóvenes. Nunca me consideré gay. Incluso esperaba tener una de esas bodas glamorosas en la iglesia algún día. Sin embargo, descubrí que era gay cuando salí de casa y fui a la universidad donde conocí a mi primer enamorado. Así que considero que mi crianza fue muy Adventista del Séptimo Día.

Cuéntanos sobre tu experiencia al salir del clóset.
Cuando salí del clóset como gay, siendo ya un adulto joven, enfrenté un conflicto directo con amigos y ancianos de la Iglesia. El rechazo que sufrí, erosionó mi fe en la Iglesia Adventista como una elección personal para una iglesia. Más tarde, conseguí trabajo en una organización relacionada con el catolicismo, donde encontré el amor y la aceptación de mis colegas y amigos que creían en la espiritualidad ignaciana*.

*Espiritualidad basada en los Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola.

¿Asistes actualmente a la Iglesia Católica? 
Sí.

Si pudieras educar a los cristianos sobre la comunidad LGBTQ, ¿qué les dirías?
En Zimbabwe, la comunidad LGBTQ es marginada y a menudo despojada de la divinidad y dignidad que merecemos como seres humanos. Si los cristianos hicieran un esfuerzo por compartir sus vidas con personas LGBTQ, ellos, a su vez, entenderían el lado humano y sagrado de dichas personas, ya que la vida de cualquier ser humano es sagrada, tal y como fue ordenado por Dios en la creación.

Journey - Chapter 14
Journey - Chapter 13